Uber reportó pérdidas por 5.799 millones entre enero y septiembre

forbes

Uno de los  startups más reconocidos mundialmente tiene un gran declive luego del paso de la pandemia. Así es como muestra la gran pérdida que ha tenido en los últimos 9 meses a nivel mundial. ¿Pueden los negocios más exitosos también pueden caer indefinidamente o en bancarrota  en estos momentos de pandemia?

La cifra, sin embargo, es 22 % más baja que la registrada en el mismo periodo de 2019, cuando las pérdidas sumaron 7.410 millones de dólares.

EFE.- La empresa de transporte compartido Uber anunció este jueves pérdidas por valor de 5.799 millones de dólares entre enero y septiembre de 2020, un 22 % menos que la cifra registrada en el mismo período de 2019, cuando perdió 7.410 millones de dólares.

La empresa de San Francisco se ha visto muy perjudicada este año por la pandemia de Covid-19 y la consiguiente reducción de la movilidad, que han hecho que sus ingresos cayesen de los 10.078 millones de los nueve primeros meses de 2019 a los 8.913 millones actuales.

En este período, los accionistas de la compañía han perdido 3,33 dólares por título, frente a los 6,79 del ejercicio anterior.

El hecho de que, pese a la reducción de ingresos, Uber haya perdido menos dinero que el año pasado, se explica por la salida a bolsa de la compañía en mayo de 2019, una operación que resultó tremendamente costosa para la firma y que hizo que en el segundo trimestre de ese ejercicio registrase las peores cuentas de su historia.

Uber, una de las principales representantes de la llamada economía colaborativa junto con Airbnb, ha visto cómo su actividad principal, el transporte de pasajeros, se desplomaba durante los peores meses de la pandemia, y ha recurrido a servicios alternativos como la entrega de comida o de mercancías para tratar de amortiguar el golpe.

En el tercer trimestre, la facturación por transporte de personas ha caído un 53 % interanual hasta los 1.365 millones de dólares, algo impensable hace solo nueve meses, cuando los viajes en Uber crecían a buen ritmo y constituían, con gran diferencia, la principal fuente de ingresos de la empresa.

Ahora, sin embargo, ese título lo ostenta Uber Eats, el servicio de entrega de comida a domicilio, que ha crecido un 125 % respecto al año pasado y ya factura 1.451 millones trimestrales, por encima del transporte de viajeros.

También al alza pero muy por debajo de la entrega de comida se encuentra el transporte de mercancías, con una subida del 32 % y 288 millones de dólares de facturación.

Durante el último año, la empresa de San Francisco ha aumentado su deuda a largo plazo en casi 1.000 millones de dólares, pasando de los 5.707 millones de junio de 2019 a los 6.691 millones actuales.

“Pese a una respuesta a la pandemia desigual y la gran incertidumbre económica, nuestra perspectiva global, la diversificación y el empeño de nuestro equipo están dando resultados que poco a poco van mejorando”, indicó al presentar los resultados el consejero delegado de la firma, Dara Khosrowshahi.

Las cuentas de Uber sembraron decepción en Wall Street y sus acciones se dejaban un 1,47 % hasta los 41,47 dólares por título en las operaciones electrónicas posteriores al cierre de los mercados neoyorquinos

#uber #pandemia #tecnología