Un Plan Marshall para la ciencia

La pandemia deja como enseñanza la necesidad de fortalecer el sistema de Ciencia, Tecnología e Innovación (CTeI). Al principio de la crisis, el país tuvo dificultades para tomar muestras porque tenía que importar los elementos indispensables para hacerlo. También ha dependido del mercado internacional para comprar los respiradores necesarios en las ucis. Y ahora, que se acerca la posibilidad de producir en masa la vacuna, Colombia está rezagada en lograr acuerdos con las compañías para fabricarla, que incluyen transferencia tecnológica, como han anunciado Argentina y Brasil. La covid-19 mostró la histórica desfinanciación de la CTeI en Colombia y la falta de interés por cambiar esa suerte.

Los países que innovan invierten entre el 2 y el 5 por ciento de su PIB en Investigación y Desarrollo (I+D), Colombia destina en ello solo el 0,24 de su PIB, según el Observatorio Colombiano de Ciencia y Tecnología. En momentos en que el presidente Iván Duque lanzó el ‘New Deal’ a la colombiana y la alcaldesa Claudia López un ‘Plan Marshall’ para Bogotá, debería ocurrir lo mismo con la ciencia. Un programa que aumente los recursos destinados a la I+D por lo menos al 1,5 por ciento del PIB en los próximos cinco años, fortalezca el recién creado MinCiencias y estructure el ecosistema de CTeI. Un plan en el que el Estado invierta la mayoría de los recursos para impulsar al sector privado a participar en I+D, como han hecho países como Corea del Sur en los que ahora el sector privado hace las mayores inversiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *