Juan David

Nombre: Juan David

Juan David, tiene 22 años y estudia Literatura en la Universidad Nacional de Colombia. Destacado no solo en su universidad, sino también en su antiguo colegio: Institución Educativa Villa Reina, en zona rural del municipio de Restrepo, Meta.

Juan es ejemplo de lucha y perseverancia. Cuando tenía  9 años, a su institución educativa llegó personal de la Universidad del Quindío a ejecutar el programa de responsabilidad social empresarial de la Empresa Energía de Bogotá, conocido como “Semillero Científico”. Fue seleccionado por su gran desempeño escolar y por su curiosidad frente a los temas de ciencia y tecnología. 

Semillero Científico, más que una oportunidad para ampliar los conocimientos y visiones del mundo que Juan tenía en la época, fue una herramienta e instrumento para poder sobrellevar la situación familiar: su hermano mayor, había desaparecido en extrañas circunstancias en el año 2003, año en el que el Programa fue ejecutado en Restrepo, y su familia se encontraba desesperada por no saber de él.

Juan es un joven reservado e inteligente. Hablar de su hermano desaparecido no es fácil para él. Es una historia que prefiere mantener en su silencio, quizás para no remover heridas del pasado, quizás para no despertar su dolor y dejarse ver frágil. Es la esperanza de Onorio y Omaira, sus padres. Es el estudiante ejemplar a quien Semillero lo dotó de una sensibilidad y gusto por el conocimiento, que hoy en día le permiten disfrutar del reconocimiento familiar y de sus profesores de Universidad y que además siga siendo recordado de forma grata por sus profesores y compañeros.

Juan siempre ha visto la educación como medio para salir adelante y dotar a sus padres de felicidad; sabe que su hermano quizás nunca vuelva, la espera ya va en 12 años, pero cree que sus esfuerzos escolares, esos que comenzaron en Semillero Científico, son un paliativo para sus adorados papás y ejemplo para sus tres hermanos, dos hombres y una mujer, que ven en él la posibilidad de cambio.

Juan, es de esos colombianos que a simple vista parece un estudiante típico de universidad pública, un poco utópico, un poco realista. Pocos aciertan a descubrir que detrás de ese ser humano amable, noble y entregado a sus estudios y libros, se encuentra un joven que ha sufrido los embates de la guerra cruel y despiadada que vive Colombia y que se ensaña con aquellos que menos tiene que ver en la confrontación: los niños y jóvenes. Sin embargo, es fiel creyente en que todo será mejor en este país si personas como él y su familia tienen la oportunidad de hacer parte de iniciativas como la de Semillero Científico. 

Visto 613 veces Modificado por última vez en Martes, 05 Enero 2016 00:45