No se trata del problema, se trata de la solución

A los 41 años la Sra. Amanda y su familia conocieron la noticia de que venía en camino un nuevo integrante: Jessica Lorena Forero Medellín. A los siete meses de embarazo, su madre padeció preclamsia y debieron operarla de manera inmediata. El nacimiento de Jessica ha servido para enseñarle a su familia que las discapacidades no son un impedimento para lograr metas en la vida. Ella es una guerra y un ejemplo para sus vecinos y amigos.

 

Debido a la enfermedad que sufrió su madre en el embarazo, Jessica nació con sindrome de down. Sus padres se atemorizaron al saberlo, no sabían cómo actuar ni reaccionar. La sobrepotegieron. Pero gracias al proyecto de educación inclusiva que la gobernación de Cundinamarca tiene con la Fundación Saldarriaga Concha, y que es operado por CDI Colombia, Jessica pudo acceder a la educación formal.

 

 

La niña comenzó su trayectoria en dos colegios anteriores, donde logró aprender a leer y escribir y transcurrió su primaria con esfuerzos pero siempre acompañada del mismo grupo de amigos y profesores. Logró adaptarse de manera paulatina y sus esfuerzos le permitieron adquirir los conocimientos necesarios para graduarse de 5to.

 

 

El paso al bachillerato llenó a sus padres de temor porque pensaron que la niña iba a ser rechazada y sufriría el cambio de compañeros y profesores. Decidieron que ya había sido suficiente y la descolarizaron. Jessica se dedicó a estar en casa.

 

 

Pasaron dos largos años hasta que a la escuela de su vereda llegó el programa de Educación Inclusiva, ejecutado por CDI, donde se le convocó para seguir sus estudios. Sus padres temerosos decidieron aceptar la propuesta; no querían que su hija se limitara.

 

 

Jessica es hoy en día una estudiante ejemplar e independiente. Es sociable, colaborativa. Ha superado todos los obstáculos. Se esfuerza mucho por aprender nuevos temas complejos. Ha logrado un nivel escolar significativo pese a su discapacidad, entender.

 

 

Su experiencia ha motivado que los profesores adapten el plan de estudios para niños con discapacidad, abriéndoles la puerta a nuevos estudiantes con sus características. Es el milagro de su familia y su escuela. 

Visto 493 veces Modificado por última vez en Martes, 29 Diciembre 2015 19:59